jueves, noviembre 08, 2007

Teórica de las catástrofes




Algo así me dijo ayer JFK que era. Me dejó blanca y me entró la risa incontrolable (más de manera interna que externa).
Estábamos en la Renfe, de camino a casa de mi padre. Yo ya iba con dos cervezas de más. Bueno, realmente iba con dos cervezas en total.
Estaba recriminándole cualquier cosa referente a su condición de hombre. No me fío mucho de los hombres cuando he bebido.
Estaba quizá también buscando un futuro catastrofista sobre nuestra relación (algo que ahora tengo superado, pero en su momento era el protagonista de todas mis pesadillas de niña insegura).
Entonces él me dijo que deja se de teorizar sobre las catástrofes, que era una teórica de las catástrofes.
Y tenía razón, nuestra relación no tiene ahora mismo ni una simple fisura que haga posible una especulación catastrofista. Tiene una pátina inmaculada, como el pecho de baldomero.
Pero qué le voy a hacer si de vez en cuando necesito ser toda una drama queen.
Ilustración de Laura Osorno

Etiquetas: , , ,

9 Comments:

Blogger Placiplóstilus said...

si es que no se te pueden dar unas cervecitas, jejeje

6:16 p. m.  
Blogger Fanmakimaki ファンマキマキ said...

Si es que a las mujeres (Esto lo digo sobrio y bebido) os encanta un buen culebrón. Y si no lo hay, lo inventáis. Veo que JFK es muuuuuuy listo y ha sabido esquivar la situación trampa que inconscientemente (O consciente, 2 cervezas no es un atenuante) le habías tendido y ha salido airoso. Desde aquí felicito a JFK....plas plas plas....Normlamente esta situación acaba con una riña moderada y el sujeto masculino preguntándose de que están discutiendo y como empezó todo.

:P

8:31 p. m.  
Blogger Cvalda said...

Ays, que difícil es escapar de lo que somos, sea bueno o malo...:S Cuando todo va bien es que algo va mal...esa es mi teoría (catastrófica también, of course, jeje)

10:44 p. m.  
Blogger Denise said...

Jajajajaj... a mí se me pasó ya esa etapa, pero antes era así, drama queen hasta la muerte. Lo que creo es que hasta que una no se siente segura -por lo que sea- con la pareja (y con uno mismo, que creo que es más eso) es casi imposible abandonar los dramas.
Dos cervezas de más= dos cervezas? Jajaj, te entiendo, yo ayer me tomé dos de más que fueron sólo dos!

8:30 a. m.  
Blogger Celestina said...

Placi: jajajaja eso ha sonado tan franquista (no se os puede dejar solos :P)

Fanma: el cabrón sabe escaquearse de todas :P

Cvalda: el catastrofismo es imperante!

Denise: Sí, últimamente el alcohol sube más rápido :P

11:07 a. m.  
Blogger Masmi said...

Que bueno que esteis tan bien, como me alegra!!
Cada uno tiene sus inseguridad y a veces nos dan esos ataques catastrofistas. Pero claro, mucho mejor si ahora no es asi ;-)

3:27 p. m.  
Blogger Istar said...

Es que ser una drama queen mola. Yo que soy la super happy mega colorista (o pirada para acortar) tb tengo mis momentos drama queen de regocijo en desgracias que gracias a Dios, Buda o los astros, no sufro.

9:14 p. m.  
Blogger Fanmakimaki ファンマキマキ said...

JA ja ja....si es que se le ve. Tranquilo y feliz.

9:35 p. m.  
Blogger Celestina said...

masmi: qué te voy a contar... :P
Istar: drama queen moment es liberador P
Fanma: Jajaja, sí, la mayor parte del tiempo. Prudente dirías tu :P

12:35 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home