lunes, septiembre 10, 2007

Al sur de Ródano-Alpes (Parte I): comida y habitantes


Ya estoy de vuelta.

¡Qué maravilloso todo!

He de decir que Lyon y sus alrededores son fantásticos, la comida es muy buena (si no eres picajoso), los dulces también y el vino espectacular.

Estuvimos en un pequeño pueblo cercano a Lyon que se llama Frontonas, en casa de la compañera de piso del año pasado de JFK y ahora amiga común.

Durante 4 días compartimos vivienda con su familia (papás, hermanas y abuelos), que no habla español. Obviamente, ayer ya nos podíamos comunicar casi sin necesidad de traductor: gestos y palabras clave fueron nuestros cómplices a la hora de llevar a cabo la socialización de las especies.

Y digo especies porque los franceses están hechos de otra pasta. O quizá somos los hispanos los que somos diferentes. A nosotros no nos suele ofender una crítica... pero ve tu y dile a los franceses algo, juasssssssssss.

Pero qué os voy a contar a vosotros sobre los franceses que no sepáis, ya que son un elemento muy bien estudiado por el español de a pie. Todas las tesis generales se corroboran en una u otra ocasión pero no lo suficiente como para generalizar.

Bueno sí... ¡son guarretes! No me gusta que en las pastelerías me den los pasteles de la mano (sin pinzas), ni tener que estar preocupándome sobre el estado del w.c. en los bares. Y me mosquea que regalen cepillos de dientes si llevas el viejo a un puesto de Colgate...

Me encantó, por otra parte, probar todos los productos regionales de Lyon: Gâteau de Foie, Crêpe au chocolat, tartiflette, choux à la crème... y otros productos franceses como la Ratatouille (que tenía que probar, obviamente) o los quesos de cabra, oveja y vaca del que he de destacar el "brick", que fue el que más me gustó. JFK se trajo casi una quesería completa en la maleta... pero eso es otra historia.

La verdad es que fue un viaje super gastronómico que no podría haberse producido de no ser por la inestimable ayuda de Marie, que nos dio de comer de lo bueno lo mejor (incluídas esas ancas de rana tan ricas). Si no hubiese sido por ella (y no hubiesemos comido la comida de casa de supermom Brigitte y superdad Antoine), no hubiese apreciado el verdadero sabor de la comida francesa.

Countryside rules!


Ilustración de Martin Jarrie.



Etiquetas: , , , ,

14 Comments:

Blogger SrLobo said...

¿Quien cuido del pobre Baldomero en vuestra ausencia? Que solo se habrá sentido el animalito.

1:59 p. m.  
Blogger Celestina said...

srlobo: solo y rencoroso, no te digo mas. cuando volvimos no nos hablaba.

2:05 p. m.  
Blogger Mara Jade said...

Que te comiste una rana?? No te das cuenta de que ha podido jalarte a mi futuro príncipe encantado??

De verdazzz... eres de un egoísta...

2:26 p. m.  
Blogger Cvalda said...

¡Qué envidia! Ya sabes lo que disfruto con la comida...y nuestros vecinos franceses tienen muy buena cocina, aggghhh...

Estoy totalmente de acuerdo con lo de las críticas, la verdad es que se tienen el ego bastante subidito...:S

Pero me alegro de que lo hayais pasado bien y esteis de vuelta :) Por cierto, ¿qué tal la Ratatouille?

2:37 p. m.  
Blogger Celestina said...

mara: uyuuuuppps perdon... la verdad es que fueron muchas, porque como solo se aprovechan las patitas traseras... es como los langostinos, hay que jartarse!

Cvalda: La ratatouille de miedo, maravillosa!!! El ego? OMG será el agua de evian?

2:51 p. m.  
Blogger Denise said...

Mmmm... no sé si probaría las ancas de rana, al menos no sé si las pediría en un restaurante, por ejemplo.

Me reí mucho con tu apreciación de los franceses, como no soy española para mí es como cuento nuevo, jiji.

Queesoooo... ñaaaam. Yo, igual que JFK me hubiera traído la mitad de la maleta repleta!

:-)

3:23 p. m.  
Blogger Pablo Gamo said...

Yo he disfrutado la vetiente de turisteo parisino y la más jugosa como 'residente orgasmus' en mi querida costaazul... desde ambas posiciones coincido con usté en lo francés como objeto de crítica. Meterse con los gabatxos debe ser deporte nacional, seguramente porque es tan fácil!

Como no soy muy quesero, he de decir mí delicatessen predilecta de allede los Pirineos es la mermelada de higos (seguramente tb exista en la península pero yo la identifico con Francia).

Salutes.

12:37 a. m.  
Blogger Celestina said...

Denise: Jajajaja, huele la nevera que echa para atrñas... va a venir fenomenal para mi dieta!!!

Pablo: Es fácil, pero no sé... me dan penita. Debo ser la única española que se compadece de la prepotencia francesa :P

Y OJO, QUE A MI EN LA CASA DE MARIE ME TRATARON FENOMENAL. PARA NADA APLICA ESTO CON ELLOS! :)

2:02 p. m.  
Blogger Adhará said...

Me alegro que disfrutras de tus "minivacaciones".

Bienvenida de nuevo!!

2:20 p. m.  
Blogger Celestina said...

ADHARA: gracias guapa!

2:44 p. m.  
Blogger Murasaki said...

Sabia desición de JFK, los quesos son de lo mejor que hay en el mundo!

Me hizo mucha gracia lo de "guarretes" jejeje. Me recordó ciertos tufillos inquietantes que flotaban en el metro de París...eso sí, todo el mundo vestido très chic!

Me alegra que lo hayas pasado tan bien. Besos!

4:32 p. m.  
Blogger Fanmakimaki ファンマキマキ said...

Pues ahora que lo dices....lo de guarretes...no se no se.

11:14 p. m.  
Blogger Paolat said...

ranash! ke exotico jajajajaja

5:13 a. m.  
Blogger Masmi said...

Comparti piso 6 meses con un francés, y corroboro completamente lo que has dicho.

3:12 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home