jueves, junio 14, 2007

Comer en Suecia.



Creo que fuimos de vacaciones en mal momento para probar la auténtica comida sueca.
Al llegar el verano, los suecos cambian la carta de todos los restaurantes y pasan de los guisos típicos del invierno (para calentar el buche a -20 grados) a las ensaladas.
Nos costó mucho encontrar lugares típicos para comer, porque esas ciudades del primer mundo son un nido de McDonalds, Kebabs y restaurantes italianos y asiáticos.
También, como pasamos mucho tiempo en trenes, pues comimos muchos bocadillos de jamón ahumado (¿por qué no se ahuma el jamón aquí? jummy jummy...).
En Copenhague comimos un salmón ahumado increíble en unas tostas de una taberna que estaba llena de españoles (somos una plaga). Creo que ese fue el único pescado que comí durante todo el viaje.
En Estocolmo comimos en Gamla Stan (la isla vieja, donde está el Palacio Real), en un bar con un camarero español super majo. La comida fue IKEA total: albondiguillas con raspberry sauce y revuelto de patatas fritas con huevo y salchica. Vamos, que para eso nos podríamos haber quedado en Alcorcón.
En Goteborg llegó el colofón, las estrellas Michelin de la comida sueca: reno estofado, carne de res y cordero... a cada cual más bueno. Es una pena que la carne esté tan cara en ese país, porque la cocinan que da gusto.
Al parecer, según nos contó nuestro compañero de viaje en avión (un mexicano que llegó hace 4 años y medio a Goteborg, se enamoró de una sueca al cuarto día y allí se quedó), la carne de res es muy cara porque cuesta mucho dinero hacer sobrevivir a las vacas durante el duro invierno del país. Tiene sentido.
Es cierto, yo casi no vi vacas durante mis viajes en tren por el medio del monte (ya soy casi una experta, me he pasado alrededor de 12 horas metida en un tren en los últimos 4 días). Sólo vi caballos (muy recios y robustos) y algunas ovejas (pero no muchas, la verdad). La mayor parte de los campos estaban vacíos, no sé por qué.
Por otra parte, recomiendo vivamente los helados de Estocolmo, ya que hacen ellos mismos el barquillo (increíble). Hay un par de heladerías en Gamla Stan que son mitiquísimas (no me sé los nombres, pero son muy famosas) y tienen allí una chica y todo haciendo los barquillos a la vista del cliente.
Sí, lo sé... soy muy gastrónoma. Disfruto mucho de la comida. Es tan así que no concibo viajar un país y no pasar por un super para traerme las cosas-que-no-conozco que me gustan.
De Goteborg trajimos queso, salchichas, unos panes tostados y chocolate...
No hay como el placer del paladar.
Y con esto y un bizcocho, se acabó mi relato de vacaciones.
También se acaban mis relatos gastronómicos, que me he puesto a dieta de ensaladas de verano :S.
PD: Imagen de Estocolmo, buscada en Flickr.

Etiquetas: , , , ,

17 Comments:

Blogger Denise said...

Salmónnnn!!! Mmmmm... no sabes lo que disfruto que la familia de Fernando sea noruega. Cada vez que hay reunión familiar llegan todos en masa desde allá y traen salmón marinado, ahumado y gambas... ñaaam.

Reno????? RENO?????? Uy. Bueno, a mí que no me digan qué es y lo pruebo!

Yo tb disfruto mucho de la comida... como se puede observar en mis caderas, jiji... y debería estar a dieta para entrar en el vestido de novia pero como he dejado de fumar: ¡me harto a helados! (O sea que mejor me mantengo lejos de Estocolmo :-) )

10:10 a. m.  
Blogger Masmi said...

Yo tampoco concibo un viaje sin probar la comida y bebida local.
A mi la comida IKEA me gusta así que imagino que me gustaría lo que comisteis por alli.
Si que es un rollo la globalización culinaria, al igual que te encuentras un Zara por donde vayas, tienes kebabs, pizzas y asiaticos en todos sitios.

10:29 a. m.  
Blogger Celestina said...

DENISE: EL RENO ES BUENO, EL RENO ES BUENO, NO LO VEAS COMO UN ANIMAL. SE DEPREDADORA!!
MASMI: SI... NI ME MENTES A ZARA!!! BSS

11:12 a. m.  
Blogger Petrarca said...

Yo como soy muy tiquismiquis comiendo no me preocupo demasiado por las peculiaridades gastronómicas y soy perfectamente capaz de comerme unas gambas en Ginebra (la ciudad, digo).

Eso sí, donde esté un buen jamón serrano que se quiten el humo.

11:33 a. m.  
Blogger Denise said...

Jajaja... algún día irás a Costa Rica y te llevaré a comer cosas exóticas como testículos de toro... y entonces te diré "son buenos, Celes, eres una depredadora, traga, traga" :-D

12:51 p. m.  
Blogger Celestina said...

denise: jajajajajajajajaj bueno, lo puedo intentar... el rabo lo como sin problema. pero los órganos internos no me gustan.
De todas formas... soy una depredadora, y lo probaría.

1:47 p. m.  
Blogger Cvalda said...

Aggghghhghghghhg...(salivando)...y sabes que me encanta comer, y probar cosas nuevas, asi que eso del reno lo tendré en cuenta...aaaggghhhhh...¡qué hambre al leer tu post! ^^

1:58 p. m.  
Blogger Celestina said...

cvalda: yo tambien estoy muerta de hambre. Me espera en casa: ENSALADA! :( yo quiero mi buen jamon. Pero la maldita dieta-operacion-tankini jajajaja.

2:48 p. m.  
Blogger Celestina said...

petrarca: hombre, es que el jamon es el jamon...
yo no soy tiquismiquis, pero hay muchas cosas que no me gustan :s

2:49 p. m.  
Blogger Placiplóstilus said...

Ya lo dice el refranero español

"Donde fueres come lo que vieres" xD

No me planteo un viaje sin probar la comida típica del lugar.

Pd: para saber por qué me puse rojo por tu culpa mira tu comentario aqui:
http://molinosdviento.blogspot.com/2007/06/de-colchones-y-somieres.html

Jejeje, salud

9:36 p. m.  
Blogger Fanmakimaki ファンマキマキ said...

Que rico. No probaste los arenques? Es casi el plato nacional.

Lo del venado ese me llama la atención.

11:52 p. m.  
Blogger Celestina said...

PLACI: SORRYPS:!
FANMA: NO, NO VI ARENQUES.... NO SABIA!!

7:40 a. m.  
Blogger Murasaki said...

Ah sí, el placer de comer es maravilloso...

Me hiciste agua la boca con este post jajaja

3:42 p. m.  
Blogger paolat said...

jajaj yo amo la comidaaaaaaaaa
toy planeando ir a mexico y nada mas pienso en todo lo ke comereeee, amo comer lo amo, no mas se me aguo la boca con los estofados que dijsite. jajajajaj

6:46 p. m.  
Blogger tingola said...

me ha dado un hambre terrible leer esto! ajajajajajajajajajajajaajajajajaajajaja
que viva el turismo gastronomico.

10:12 a. m.  
Blogger Celestina said...

que viva el turismo gastronomico entonces chicos!!!

10:46 a. m.  
Blogger Démonée said...

celestina, no tiene nada que ver que sea verano. En invierno la oferta de ese tipo de cafeterías y restaurantes de lunsh es la misma.
A pesar del frío no se come de manera abundante. El frío se quita con la calefacción y la ropa adecuada.
la carne de reno y alce son mitos de las guías turísticas. Normalmente no siquiera se venden en als tiendas porque el que caza se queda la carne él o la reparte con su familia. Soy vegetariana, así que nunca la he probado, pero cada vez que recibimos visita es lo mismo, que todo el mundo se cree que se van a inflar a comer carne de reno y alce y salmón.
cada vez estamos más globalizados, no crees?

10:19 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home