martes, marzo 11, 2008

La gula (rebaña, que algo queda)



Si hay algún pecado capital que me guste es, sin duda, éste. Todo el mundo tiene algo de goloso y si no lo tiene es que todavía no ha probado la comida que le encienda el chip del placer de degustar.

Podemos diferenciar dos visiones de la gula:
  • Comer por tragar, llenar el buche sin masticar, simplemente tratando de engullir en el menor tiempo posible la mayor cantidad de comida posible (preferiblemente guarrerías del tipo Donuts, donettes o patatas onduladas).
  • Comer por los sabores, buscando la innovación en cada plato, desplazándose hasta el lugar en que mejor cocinan tal o cual alimento, disfrutando cada cucharada como si fuera la última, analizando todos los sabores y dejándose llevar por el noble arte de la cocina.
A pesar de que el /a parece el malo y el b/ el bueno, creo que todos tenemos un poquito de los dos ¿o no?. Además, en el caso de muchas chicas debemos añadir el eterno freno: ¡LA DIETA!

Y créanme que es muy difícil ser golosa y estar a dieta. O te la saltas cada vez que tienes la posibilidad de comer un manjar calórico o simplemente te vuelves fan del apio hasta el final. Ya saben ustedes que en este caso la receta es la mesura (ni tanto ni tan calvo).

Por otra parte, la gula también hace referencia a la persona que se sienta a la mesa y deja de mediar palabra con el resto de los comensales en cuanto ponen el plato de comida, al que le dedica toda su atención. Eso no es tanto gula como descortesía para con los demás, pero en cuanto le pillas el aire a ese tipo de personas (haberlas haylas, lo he comprobado con mis ojuelos) deja de afectarte su manera de comportarse. No se puede tomar eso de una manera personal.

No busco tests sobre la gula, soy tan chula que presupongo que sois golosos, así que os dejo esta interesante página web con opiniones de usuarios sobre restaurantes y demás alrededor del mundo. Para que no viajeis a ciegas.

Para ver: Deliciosa Martha
Para leer: El Goloso, de Francisco de Sert Welsch

Ilustración de Sarit Evrani.

Etiquetas: , ,

11 Comments:

Blogger Masmi said...

Me confieso completamente pecador!!
Sobre todo de la versión b. Me gusta disfrutar de la comida.
En cuanto a la dieta, ¿no se puede combinar cosas sabrosas, para disfrutar de sabores ricos, y que no tengan muchas calorias, que permitan adelgazar?
Por cierto, he oido esta mañana que la iglesia esta preparando una nueva lista de pecados. Los pecados sociales. Asi que ya te estan preparando una nueva serie de posts.
Estos de la iglesia están obsesionados con los pecados, que cruz!!!

12:58 p. m.  
Blogger Andrea said...

Yo soy golosa del tipo a mas bien. Apenas mastico y devoro a la velocidad del sonido. Ultimamente intento ser mas del tipo b, mi objetivo es masticar cada bocado por lo menos 10 veces. No lo llevo muy bien, la verdad...

Dentro de un mes estare por los madriles. Te voy a enseñar cómo se hace el baklava y te voy a pasar unas recetas bajas en calorias, para contrarrestar.

1:08 p. m.  
Blogger Murasaki said...

Gula! Gula! Eeeeeeh!!!

Soy golosa, y a mucha honra. Más del tipo b, pero de vez en cuando caigo en el a.

Algo que no me gusta es comer mientras se va caminando. Ni siquiera un helado. Yo necesito sentarme tranquilamente a saborear las cosas.

Y ahora voy a antojarme en la página que nos recomiendas hoy! :)

3:22 p. m.  
Blogger Alex said...

bueno.. pues como lo suponias.. yo tambien formo parte del grupo de "golosos". lo siento pero si esto es un pecado, la comida la crearon para que pecaramos constantemente... o mira tu que el cuento este de adan y eva, todo el conflicto es por una manzana. de haber conocido la comida rapida o los postres... Dios en vez de haberlos tirado del paraiso.. creo que hubiera preferido cerrar el mundo desde sus inicios. jajajaja

ahora voy a ver esa pagina que nos has dicho... y a esto solo digo... PELIGRO!!

5:50 p. m.  
Blogger Denise said...

Yo confieso ante Celes toda golosa y ante vosotros hartones, que he pecado mucho de pensamiento, de obra y poco de omisión. Soy golosa. Mucho. Y la dieta... gracias por enviarla, pero por ahora va ganando la pecadora que hay en mí :_( Buaaaaa.

7:26 p. m.  
Blogger Cvalda said...

Jejeje, sobre lo que dice Masmi, Placis ha puesto un enlace en su último post, por si quieres verlo ;)

Y la gula...¡qué puedo decir! Me encanta comer, y, además, debo ser de las pocas chicas que no pongo ningún tipo de freno a mi amor por la comida, y no porque quizás no lo necesite según los cánones, sino porque no me da la real gana. Al que no le guste que no mire, y aunque yo pueda no estar del todo contenta con mi cuerpo no depende de comer o no comer; ¡sino como si que me puede dar algo de tristeza! Asi que tendrán que inventar otra cosa para mi, jeje :P

11:06 p. m.  
Blogger Celestina said...

Masmi: Es que los clérigos tienen una secreta pasión por el CILICIOOO!

Andreaki: Me encantariaaaaaa! Ok, pues salimos a cenar uno de los días que puedas, ok??? Puedes ir con pareja, ooooofffff course.

Murasaki: No sé si aplica para CR también!

Alex: Claro que hay mucho peligro en esa página...

Denise: Jajajajajajajajajaja déjala que coja ventaja y luego ya la atacas!

Cvalda: Oye, quizá seas un ejemplo a seguir :)

9:13 a. m.  
Blogger Placiplóstilus said...

Yo el otro día deje la dieta en casa (porque algunos hombres también nos ponemos a dieta, no es exclusivo femenino =P) y me metí entre pecho y espalda un cocido maragato de campeonato...

Me declaro pecador de gula tipo A y B

8:54 p. m.  
Blogger Mara Jade said...

1. Yo también he visto recientemente El príncipe y la corista.

2. ¡Cuánta razón tienes con que es difícil ser golosa y estar a dieta!

3. Me tienes loca con las ilustraciones que pones en tus post, me encanta.

4. El Robocop

:-)

11:05 a. m.  
Blogger Celestina said...

Placi: te quieres creer que nunca he comido un cocido maragato?

Mara: Me encantó esa película, auqnue tiene claros fallos de dirección y raccord :S
5. ¿el crusaito?

12:56 p. m.  
Blogger Fanmakimaki ファンマキマキ said...

Peco a tope. Me encanta comer y probarlo todo. Es el mejor pecado junto a la lujuria.

11:04 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home