martes, febrero 05, 2008

De mi descubrimiento de Carson McCullers


El otro día sin querer me puse a pensar en Carson McCullers y en cómo la descubrí. De la forma más tonta, en la adolescencia, casi convirtiendo "La balada del café triste" en una obsesión.
Es lo que ocurre cuando vives en un pueblo pequeño y cualquier atisbo de cultura se torna un milagro que hay que buscar (y es muy difícil de encontrar) para saciar la curiosidad.
Obviamente en la pequeña Galicia no encontré el libro, tuve que "encargarlo" (algún día os contaré por qué los libros tardaban 15 días en llegar a mi casa cuando los pedía por internet, es definitvamente el culo del mundo) para poder recostarme detenidamente en mi cama y empezar a hojear.
Lo que descubrí en "La balada del café triste" me dejó tan fascinada que no pude menos que comenzar mi adoración personal por esa escritora norteamericana, por su forma de narrar la vida de los perdedores que viven en lugares insignificantes.
Es su prosa sobre la miseria y lo absurdo de una vida sin rumbo ni metas (quizá sin futuro) lo que me fascinó, y lo que me lleva hoy a querer compartir con vosotros ese nombre... que seguramente ya conoceréis (acepto que yo no lo conocía porque vivía allá lejos, a donde no llegan bien los envíos de Crisol...).
"La balada del café triste" es un libro de relatos presidido por el que le da nombre. A pesar de no ser su obra más famosa (la más conocida es "El corazón es un cazador solitario" con un título en extremo sugerente), es la que a mi más me ha gustado, quizá por ser la primera, quizá por descubrirme a esta autora simple pero espectacular.
También leí en algún momento de mi vida (ya cuando vivía en Madrid y tenía tiempo para patearme librerías de segunda mano en busca de gangas) "Frankie y la boda", una historia sobre la desgracia de no sentirse en el lugar correcto, esperando un cambio que puede que nunca llegue.
De cuando en cuando me encanta tropezarme así por casualidad con grandes escritores, sin que haya libros de historia de la literatura de por medio, sin saber si son cotizados o no... simplemente llegar a ellos como el río que fluye.

Ilustración de Camilla E.

Etiquetas: ,

11 Comments:

Blogger Masmi said...

No la conozco, me declaro un ignorante literario.
Pero lo que has contado me ha atraido mucho y me ha abierto la curiosidad. Si me dejas uno de esos libros prometo leerlo ;-)
Seguro que ya sabras que Correos va a quitar el reparto casa por casa en los nucleos de población pequeños, y que eso va a afectar sobre todo a Galicia. Ahora van a poner un buzon comunal en una zona de acceso frecuente, para que el cartero deje allí los envíos.

12:42 p. m.  
Blogger Lau said...

Sinceramente, yo tampoco la conocía pero ahora ya sí... :D

A mí me pasó algo parecido con Edmund White. Yo también estaba en un pueblo donde la cultura (y más si era internacional) brillaba por su ausencia, así que te comprendo bien. Y cuando descubrí, de casualidad, una copia de Edmund White y su "La historia particular de un muchacho" (bueno, realmente yo lo leí en catalán "La història particular d'un noi"), me encantó y tuve que pedir a la librería que pidieran más libros del autor a Barcelona para poder comprarlos, jejejeje...

¡Qué tiempos! Ahora puedo perderme por la fnac o la casa del libro y dejar, como yo digo, que un libro "me encuentre". Sin reviews ni recomendaciones ni artículos previos ni nada, que el propio libro te llame por tu nombre y te 'obligue' a comprarlo, ¡lo mejor!

Besos,
Lau

1:19 p. m.  
Blogger Alex said...

Pues por esto es que me encanta leer tu blog, porque aparte de entretenido es didactico :P. Yo no conocia a esta escritora, pero en este momento empezare a buscar ese libro, pues me ha llamado muchisimo la atencion todo lo que describes.

Del correo no te quejes... a mi me mandaron en el 2004 un regalo de cumpleaños desde Madrid... y este es el dia en que todavia no lo recibo. (Ya me resigne... no?)

Besitos!!!

2:56 p. m.  
Blogger Cvalda said...

No sé si lo he dicho alguna vez, pero una de las cosas que más me gusta de bloggear es lo mucho que enriquece, y, mira tú por donde, hoy me has alegrado la tarde dándome a conocer una autora que, lo más seguro, me guste. Porque no la conocía :S Pero aún estoy a tiempo, jeje ;)

6:15 p. m.  
Blogger Cvalda said...

Por cierto, ¿cuál me recomiendas que lea primero?

6:17 p. m.  
Anonymous dewanee said...

"Obviamente en la pequeña Galicia no encontré el libro"...que conste que eso ahora no es así :/ que ya tenemos fama de tierra inhóspita al progreso para que lo acabemos de confirmar, leñe.

8:31 p. m.  
Blogger Denise said...

Tengo por algún sitio "El corazón...", cuando lo encuentre me lo leeré :-)

11:34 p. m.  
Blogger Placiplóstilus said...

Ya estoy ansioso esperando a que Cvalda compre el libro para leerlo también =D

5:28 p. m.  
Blogger Fanmakimaki ファンマキマキ said...

No la conozco. Pero ese el modo por el que se descubren los mejores escritores. Tengo joyitas que fueron encontradas por un título sugerente o por una portada que me pellizcó.

10:56 p. m.  
Blogger Celestina said...

Masmi: están en Galicia. Déjame ver a ver si le recuerdo a mi madre que los traiga la semana q viene.

Lau: Ay, la Fnac... pero, ¿y la librería Méndez?

Alex: Bueno, es que el correo en RD es algo "particular".

Cvalda: Balada del café triste... son relatos diferentes y te puedes hacer una mejor idea de su estilo. Creo.

Dewanee: Sí, me refiero a "mi" galicia, un pueblo de 200 habitantes. La ciudad más cercana a una hora y media: Lugo. En fin.

Denise: Y me dices qué tal.

Placi: Suerte :P

Fanma: Mmmm, comparte esas joyitas.

1:18 p. m.  
Blogger - Víbora - said...

mmmm
No hay nada que me guste más que las recomendaciones de autores/libros.

1:53 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home