lunes, noviembre 12, 2007

Comida familiar: operación cordero


Ayer hubo comida familiar. Mi abuela cumplía años y nos reunió a todos en un pueblo a 50 km de Madrid (Nuevo Baztán, muy churrigueresco).

Mi abuela tiene 4 hijos, que tienen 4 parejas. Ya son ocho, y sumando a los hijos de los hijos (nietos) y sus parejas éramos 14. Ni que decir tiene que llegaron dos suegras de bonus track con lo cual acabamos por ser 16 y la abuela.

¿Qué se puede hacer cuando hay tanta gente para comer? Embutido por un tubo (kilos y kilos de fiambre) y luego... ¡asar un cordero!

Realmente el cordero estaba buenísimo, pero todavía hoy está balando en mis adentros. Ayer por la noche tuve que tomar Peptobismol para ver si mi estómago decidía de una vez si lo mejor era vomitarlo o digerirlo. ¡Qué llenura!

Por otra parte, tengo que reconocer que mi familia, como toda buena familia, es taaaaan peculiar y graciosa que cada vez que nos reunimos todos me dan ganas de no irme nunca de allí. Demasiado entrañable, demasiados gritos, demasiado bullicio, demasiados chistes intrínsecos... desde luego mi abuela se lo debió pasar fenomenal con su prole al completo dándolo todo.

Ilustración de K. James

Etiquetas: , , ,

8 Comments:

Blogger gema said...

Comida, bebida, buena compañia. Hija, eso es para darnos envidia no?
Y un buen corderito asado por la abuela (o por quien mejor sepa hacerlo), ay, que son horas de comer y yo me tengo que ir a por un sandwich...que pena!!!

2:03 p. m.  
Blogger Alex said...

hay pues felicidades para la abuela!!! a mi me pasa lo mismo.. en el finde vinieron los dos dias mi familia a mi casa... y hasta a un cumple que tenia el sabado llegue tarde, porque cuando se esta con ellos, hay como una magia, que uno no quiere que acabe... esas son de las cosas, que aveces me hacen pensar si irme o no de aqui.

me alegra que la pasaran tan bien!!

feliz comienzo de semana!

3:22 p. m.  
Blogger Cvalda said...

Me encantan esas comidas tan "familiares", con tanta gente, sobre todo si es joven (de 40 para abajo, jeje) :)

4:08 p. m.  
Blogger Placiplóstilus said...

El cordero hay que digerirlo, pero sobre todo saborearlo; esas costillitas, las patitas...

6:43 p. m.  
Blogger Denise said...

Pero es que la familia así de escandalosa hace gracia porque la ves de pascuas a ramos, que si no sería un empalague peor que el del cordero!

8:11 p. m.  
Blogger Masmi said...

Las reuniones familiares tienen su cosa, yo hace poco tambien tuve una.
Seguro que tu abuela estaba encantadisima.
Que rico el corderito!! uhhmmmm!!

9:37 p. m.  
Blogger Fanmakimaki ファンマキマキ said...

Ese chiste que se repite entre hermanos padres y yo quese es algo que une de por vida. Y más si lo acompañas de cordero, claro.

1:11 a. m.  
Blogger Celestina said...

gema: no pillas tú a mi abuela cocinando un cordero ni jarta de vino :P

alex: cuando nos hacemos mayores empezamos a sentirnos mas unidos... al menos yo.

cvalda: en casa hay de todo, como en las viñas del señor.

Placi: ñam ñam pero no sé, tardaré un tiempo en volver a hacerlo.

Denise: creo que sí.

Masmi: mi abuela flotaba :)

Fanma: jajajajajajaja si, es cierto :P

12:57 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home