martes, septiembre 11, 2007

Al sur de Ródano-Alpes (Parte II). Turismo tranquilo



Además de comer y comer, examinar las costumbres francesas y difrutar de paseos gastronómicos hicimos otras cosas por la zona.

Por ejemplo, arrasé con la sección de cremas de Evian del Carrefour más cercano. Ese tipo de cremas no las deben dejar ahí a la vista de todo el mundo, porque luego llega una desaprensiva española y dice: CREMA EVIAN OHLALA! y se queda con la tarjeta de crédito tiritando de miedito.

En cuanto a turismo propiamente dicho, estuvimos en Lyon, conociendo su casco antiguo y, la verdad, dan ganas de volver (quizá sin JFK, que tiene alergia a las tiendas) y pasearme por todas sus tiendas artesanales, gastronómicas, alternativas...

No nos dio tiempo a pasar por muchos museos que querríamos (el del cine, por ejemplo, o el de los guiñoles). Estuvimos en el de Bellas Artes, que tiene una pequeña colección seleccionada con mimo y tesón.

Estuvimos en Cremieu, una ciudad medieval que conserva hasta el mercado de la época, disfrutando de un fin de semana en que todos los habitantes se disfrazan de la edad media... con puestos en la calle, actuaciones y todo ese tipo de cosas de las ferias medievales. Ahí me compré jabón de leche de burra (uuuuyyysssss).

También, cómo no, paseamos por ese lindo pueblo llamado Frontonas, que tiene un curioso lago que se llama Charamel... ¡qué bonito nombre!

Todo está muy cuidado allí en lo rural, cosa que aquí nos falta... se ve que cuanto más al norte de Europa más en el primer mundo estamos, más se cuida la ecología, más se piensa en el campo como algo productivo (y no como fuente de garrulismo)...

Ilustración de Richard Wilkinson

Etiquetas: , , ,

8 Comments:

Blogger Cvalda said...

Parece un lugar con mucho encanto...lo tendré en cuenta para próximos viajes, ¡que ya toca Francia!

9:44 p. m.  
Blogger Monica said...

WOW!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Me has dado una envidia tremenda, jeje, asi que he pillao unos billetitos de avion pa noviembre... jejejejeje. Jo hija, que de cosas tienes que contar siempre que te vas a algun sitio!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Ummmmm... igual cambio de residencia... no se, estoy hecha un lio. Tu harías algo así por amor, e irte a un sitio donde no conoces a nadie más q a él? La idea me agobia un poco...
Te pregunto a ti, fijate. Ni a mi padre, ni mi familia, ni amigos... Nadie es objetivo!!!!!!!!!

4:23 a. m.  
Blogger Denise said...

Leche de burra... ancas de rana... ¡¡¡¡Celes, qué haces!!! Los pobres animalitos deben crujir de miedos y recelo cuando te ven pasar! Jijijiji.

Yo quiero ir al museo del guiñol!!!

Un lago llamado Charamel, suena como el del frente de la casa de la bruja de Hansel y Gretel, como la casa era de dulces y chocolates, no me extrañaría ;-)

10:18 a. m.  
Blogger Postproducción said...

Anda que jodía cómo se lo pasa...

7:38 p. m.  
Blogger Murasaki said...

Jabón de leche de burra?! Qué tal, ya lo probaste?

Algún día quiero ir a una de esas ferias medievales, tengo una cierta fijación por esa época...

1:48 a. m.  
Blogger I said...

y la crema Evian qué es? Aquí en México no hay :(

Te envidio terriblemente, sería maravilloso tener lugares tan bonitos cercanos.

Saluditos!

7:06 a. m.  
Blogger Celestina said...

Cvalda: dale, no te arrepentiras :)

Monica querida, no te fíes de nadie más que de ti y no vayas sólo por amor... también por trabajo :P

Denise: sí, estoy comiendo de todo... lago charamel, a mi me suena a que va winnie the pooh ahi a bañarse :P

Postproduccion: anda que tu!!!

Murasaki: todavía, hasta que acabe el que tengo de heno :)

I: Evian es una marca de agua, la de los famosos, que viene de un manantial francés muy conocido. Tiene mucha fama porque hay alguno de esos pirados famosos que solo beben agua de esta marca y se bañan con ella. En francia tambien tienen cremas para la cara, en españa no hay asi q entiendo que en mex tampoco :S

10:24 a. m.  
Blogger I said...

Jejeje sí, el agua sí la conozco pero no sabía que había cremas para la cara, wow!

9:39 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home