viernes, junio 20, 2008

De la vida pública y otros demonios



Es cierto que escribir un diario que todo el mundo puede leer (¡hola mamá! te llamo en un rato) tiene sus inconvenientes.

Hace muy poquito una blogger amiga (guapísima, literaria y estupenda como la vida misma) ha decidido dar el cierre al suyo por susceptibilidades creadas en su familia en torno a sus escritos. Decidió dejarse de dimes y diretes y dar el cierre a su vida como blogger con nombre y apellido.

Ante esa coyuntura uno se pregunta... ¿cuáles son los límites del blogger cara a las demás personas a las que expone, sin su deseo explícito, a una vida pública?, ¿cuánta repercusión puede tener un blog personal en este asunto?, ¿hasta qué punto se nos puede decir sobre qué escribir y qué callarnos en nuestro propio blog?

Mi postura nunca ha sido muy clara al respecto, porque nunca me he visto en semejante situación, aunque reconozco que he borrado posts tras saber que alguna persona estaba a punto de leer mi blog (no me interesa que determinadas personas sepan lo que pienso de ellas, les haría daño gratuito e innecesario). También reconozco que me he mordido públicamente la lengua; hay algunos temas que no he tocado, pero tampoco lo haría en una conversación cara a cara con nadie, por lo que estoy salvada (creo).

Debe ser que, hasta ahora, mis límites los he ido marcado yo. Comparto mi vida (y la de JFK, que nunca se ha quejado de salir día sí y día también en el blog, aunque tampoco ha fomentado su aparición) con todos vosotros, siendo consciente de que no a todo el mundo le puede gustar lo que piense (para eso están los comments, queridos amigos, para abrir un debate sobre cualquier cosa) ni sobre lo que escriba (la mejor solución es que cierren la pestaña de mi blog, no es un lugar de paso obligatorio para nadie).

En fin, sólo quería reivindicar la libertad de expresión (ya saben, sin humillar al prójimo, que de esos también hay muchos) de los bloggers con nombre y apellido.

Y un besito a los que la buscan anónimamente. La libertad de expresión lo merece.

Foto de Vaneska Thomz.

Etiquetas: ,

16 Comments:

Blogger Masmi said...

Mi opinión es que uno puede escribir de lo que quiera en su blog, que para eso es suyo. Y como tu dices, si alguién opina lo contrario para eso estan los comments.
Pero eso si, luego debe atenerse a las consecuencias de lo que a puesto y de las reacciones que pueda provocar, y mas sabiendo quien nos lee y que podemos estar hablando de alguien que va a leerlo luego.
Al final creo que ocurre como en la relaciones personales. No se va diciendo a la cara de la gente lo que se piensa de ellos si se sabe que va a provocar daño.
Eso si, hay veces que se agradece el anonimato que se tiene cuando el blog no lo conoce nadie y te puedes expresar con libertad. Entendí perfectamente lo que le pasó a nuestra amiga bloggera.
Un besi

12:32 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

celes, de vez en cuando entro en tu blog. me acerco a tu espacio, veo las fotos bonitas con las que siempre ilustras tus entradas, etc... no me conoces, ni yo a ti, como tantas otras personas bloggeras hacemos buceando por la red. viva la libertad de expresión y viva la tecnología que nos permite hacer esto. y viva también el sentido común (que parece que se pierde) para saber dónde están los límites y cuál es el significado de escribir un blog.
gracias!

12:52 p. m.  
Blogger ZamKata said...

Creo que en parte como tu no conozco muy bien ese límite sobre que "callar" y que no.
Últimamente me toco pasar una situación incomoda y recurrí a mi blog a modo de protesta y desahogo y no tuve en cuenta las reacciones que se podían desatar a partir de ese post. Sin embargo la situación tuvo solución.

Pero, no se, me sigue quedando la duda, pero como alguna vez dije en uno de mis videos, creo que es un riesgo que tomamos y que mientras mantengamos el respeto no tenemos porque sentirnos mal por eso que estemos expresando.

Saludos wapa :D y me encanto la imagen de este post ^^, en especial porque la tengo de fondo en mi móvil ^^.

1:19 p. m.  
Blogger Celestina said...

MAsmi: yo también la entiendo, y me gusta mucho que haya optado por la libertad de expresión.

Anonimo: Gracias por qué? Eres blogger? ¿Donde está tu blog? Besos!

Zam: Qué casualidad lo de la foto del movil!!!

2:41 p. m.  
Blogger Denise said...

:_)
Ay... oye, no digas tantas cosas bonitas, que a lo mejor cierta bloggera se lo cree!
Viva la libertad de decir y decir, joooo... lo peor es cuando lo que se dice ni siquiera es realmente "malo" o "hiriente".
Un besote!

4:47 p. m.  
Blogger Celestina said...

Denise: That's life :S

4:48 p. m.  
Blogger Alex said...

Anda!! que coincidencia... yo no conozco a tu amiga bloggera ni se que le paso. Pero el otro dia te comente un poco y anoche tambien lo hablaba con mi mejor amiga, de lo que justo es el tema de mi post que colgare hoy. Se trata de cuando alguien decide abrirse por completo, y en este caso pues en el blog. Yo ultimamente hablamo mas de mi y mis historias, e hice algo la semana pasada que tenia mucho miedo de hacer, le di el link de mi blog a mis padres.

Como dices... aqui escribimos de lo que queramos, al fin y al cabo es un medio que nos sirve muchisimo de desahogo. Y pues no todo el mundo tiene por que frecuentar nuestras paginas. Al que no le guste, pues ahi arriba a la derecha hay una X muy clara, que soluciona el problema.

Sigamos escribiendo... que nuestras simples palabras, aveces le ayudan al que uno menos se lo espera. Tu blog es muestra de eso con mi persona. Te lo dije hace mas de un año, soy tu fan.

Besitos Sra. Celestina!!

8:11 p. m.  
Blogger Fanmakimaki ファンマキマキ said...

Este era el post...

Creo que ante todo no se debe insultar ni decir nada que sea ilegal. Eso es básico y es parte de la política de Blogger. Cuando algún bolgger con nombre y apellidos hace uso de su derecho de expresión para insultar y discriminar, es reprochable y está cometiendo un delito entre otras cosas. Insultar no es opinar libremente.

En cuanto a hacer daño a alguien por no moderse la lengua...yo he tenido algún problema con amigos por eso. Pero lo que les he dicho siempre. Un blog público es como una cerradura en la que puedes cotillear sin que te pillen. Si no quieres escuchar algo que te pueda hacer daño, no mires.

Por eso, intento no morderme la lengua y si lo hago la muerdo solo un poco. Lo jusot para que salga algo.

Y cono final. Esta mañana no había leído este post y ahora entiendo porque lo de los anónimos. Y sobre todo porque el tuyo es tan insultante.

9:19 p. m.  
Blogger Intro-spectre said...

Totalmente de acuerdo, nada que agregar, nada que quitar... perfecto.

3:54 p. m.  
Blogger Nür said...

Coincido plenamente contigo... el blog es algo personal, donde poder expresar tus emociones o tu forma de ver la vida, pero siempre queda el "quien pueda entrar y leer esto..." que hace que no nos abramos del todo, no por miedo, sino, como bien dices, por no herir a nadie innecesariamente.

Salud!
Nür

9:05 a. m.  
Blogger Celestina said...

Alex: Deberíamos poder tener toda la libertad :)

Fanma: El caso es que ya ves el daño que hace con esos insultos jijijiji. No sería lo mismo si lo hiciesemos al revés, seguro que le fastidiaríamuchisimo.

intro-spectre: gracias!

Nur: El daño gratuito es mejor evitarl, verdad?

11:39 a. m.  
Blogger Guillermo said...

Uno puede escribir lo que quiera, pero siempre hay que recordar que solo con existir, ya influimos en la vida de otros. Con una mirada, con una palabra. Con las mejores intenciones podemos hacer daño a otros que no conocemos. A veces sin saber estamos dejando un recuerdo imborrable en otros, bueno o malo.
No se a ciencia cierta cual es la motivacion de tu amiga par cerrar su blog, pero asi como creo en la libertad de expresion de los que firmamos nuestras bitacoras, tambien creo que la gente tiene todo el derecho de dar un paso atras si cree que hace daño o que le pueden hacer daño.

Pero es solo mi opinion, jeje, ni creo que sea la unica verdad, y obviamente puedo estar equivocado.

Un beso para ti guapa, (ya te agregue en el Twitter).
Guillermo Amador

2:58 a. m.  
Blogger Celestina said...

guillermo: Chapeau!

9:46 a. m.  
Blogger Cvalda said...

Es un tema complejo, la verdad...pero, personalmente, creo que uno se crea un blog para hablar de lo que le apetezca, siempre con unos límites, claro, pero, como tú dices, la libertad de expresión debería prevalecer...eso sí, otra cosa es que uno mismo no quiera que ciertas personas lean ciertas cosas, y ahí supongo que nace la disyuntiva de a quién dar la dirección de la susodicha bitácora...:S

8:35 p. m.  
Blogger Mónica said...

Hola!
Curiosamente hace poco me plantee tener un blog, anónimo. Porque la gente que me conoce, mi gente cercana, tiene la dirección, y a veces me da miedo herirles.
Además de que pienso que podría ser más cruda, directa... e incluso contar cosas más intimas.
Pero... bueno, igual deberia pagarme un psicologo al que contarle mis batallas!! jajaja

Besitos, y gracias por tus frecuentes visitas. Yo tb te leo.

12:01 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Jajajaja... Eso me recuerda al famoso video de Arguiñano

4:10 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home