viernes, mayo 23, 2008

Entre andenes


La vida son todas esas pequeñas cosas que ocurren mientras persigues tus objetivos. Esa frase no es mía, ya lo saben, es una adaptación de una de John Lennon (Life is what happens while you're busy making plans), pero es tan cierta como que la muerte llega.

Uno se empeña en seguir su camino (trazado poco a poco con el tesón de una hormiguita previsora) y, de repente, ocurren cosas que trastocan todo. Algunos pueden llamar a esto destino (un imprevisible fado) pero los escépticos pensamos en el tandem casualidad/causalidad de las acciones...

Y no es que me haya pasado nada espectacular. Al revés, a veces la vida también destaca por ser esa cosa aburrida que va pasando mientras tus objetivos se van viendo a lo lejos. Como cuando el metro se para entre estación y estación y de repente te deja a oscuras, pero sabes que en algún momento dado tendrás que llegar a la siguiente estación. Te quedas en espera, en stand-by.

Pero sólo yo veo la oscuridad. La persona que va sentada a mi lado cree que el vagón sigue su camino, cuando en mi mente hasta pasa un posible descarrilamiento. Imagínense... ahí parada entre andén y andén mi cerebro funciona a 1.000 por hora, la imaginación está viva como lombrices tras azúcar.

Quizá ese es el lugar, el momento, el punto en el que debo retomar la escritura... entre andenes ando ya.

100% personal me salió el post...

Ilustración de Brooklyn Art Proyect.

Etiquetas: , ,

8 Comments:

Blogger Masmi said...

Que gran frase, no la conocia.
Pero es verdad, la vida es esa sucesion de acontecimientos, que en principio no tienen importancia, pero que conforman la sustancia de nuestro existir (toma ya!).
Tu no te preocupes, que el tren continuara moviendose hasta el próximo anden.

3:16 p. m.  
Blogger Fanmakimaki ファンマキマキ said...

Pues me has dejado en un bulle-bulle que no se.

9:13 p. m.  
Blogger Alex said...

si miras al asiento de atras.. me encontraras. creo que andamos en el mismo vagon.

9:29 p. m.  
Blogger David Martín said...

Hay que joderse, qué gran verdad. Me ha gustado mucho la reflexión, me siento muy identificado con ella. Descarrilamientos incluidos. De cualquier modo, es cierto que siempre llega la siguiente estación.
Besos!

1:04 p. m.  
Blogger Cvalda said...

Mis mañanas de domingo no son muy filosóficas que digamos, pero creo que este post, y lo digo muy en serio, puede ser parte de ese algo que llevas un tiempo queriendo escribir. Me gusta lo que dices y cómo lo dices. ¡Adelante!

3:10 p. m.  
Blogger SOULWOMAN83 said...

La vida pasa sin que nosotros podamos hacer nada al respecto, pasa sin que seamos capaces de parar el tiempo aunque sea un instante, pero el hecho de que los acontecimientos vengan a nosotros de la misma forma...no es parte del encanto de ese tiempo?
Muy bueno el post, Celes.

11:44 a. m.  
Blogger Celestina said...

Masmi: Qué extraño no conocer una frase musical!!

Fanma: Bulle bulle aclarado, right?

Alex: Welcome to the subway! Enjoy your ride.

David: Próxima estación... La Sexta :P. Ah no, que en esa ya estás.

Cvalda: Muchas gracias por tus ánimos.

Soulwoman: parte del encanto y del desencanto tambien.

2:39 p. m.  
Blogger Paolat said...

asi mismo es, es como ke perseguir, pero disfrutandolo. he aprendido un poco de eso, por eso me trazo muchas cosas por hacer, soy lenta pero lo voy disfrutando. :D

2:10 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home