lunes, enero 14, 2008

Pesadillas purificadoras


Finalmente los días grises pasaron, quizá los tuviese que expulsar de mi cuerpo a través de sendas pesadillas que viví en la noche del viernes, con escasos intervalos de tiempo.
En la primera pesadilla estábamos JFK y yo en un restaurante, y había suelto un asesino en serie que, adivinad, ¡nos buscaba!
Mi terror vino cuando nos lo encontramos en el cuarto de baño y encima JFK (aunque estaba muerto de miedo) se le enfrentaba, manteniendo una conversación más temeraria que otra cosa.
Así contado no suena muy miedoso (la verdad es que casi nunca dejo que haya sangre en mis pesadillas, es más terror psicológico), pero estaba tan acojonada que me desperté y huí hacia el lado de la cama de JFK, mucho más protector, con esos bracitos de canario que tanto me reconfortan.
La segunda pesadilla tenía también que ver con JFK y comenzó en cuanto me volví a dormir: estábamos en un bar esta vez y aparecía una travesti.
JFK estaba empeñado en que ella le hiciera una fellatio, y se la hizo, delante de todos. Entonces apareció un vecino mío de Galicia (que era novio de la travesti, así, por casualidad), y yo me sentía super avergonzada porque JFK se dejaba hacer eso en público.
Fue totalmente una paranoia psicodélica, porque a eso hay que añadir que acabábamos de tener un hijo, que lo cuidaba mi madre. Y al día siguiente JFK se iba con el niño y otro vecino de mi pueblo a visitar Taramundi (un pueblo en Asturias).
A todo esto, lo del niño vino como de sorpresa, y mi madre me comentó que ahora todo nos saldría más caro por tener que comprarlo después de nacer el niño, que antes había descuentos. Y no teníamos ni pañales ni cuna ni nada... un desastre.

Descubro que en mis sueños además de una psicodelia sin parangón mezclo personas de la realidad (mis vecinos de Galicia, con los que he hablado recientemente) con cosas que me dan miedo (los cuernos de JFK, que lo sepa todo el mundo, tener un hijo por sorpresa, que las cosas me salgan más caras que normalmente, la muerte...).

Ilustración de Myrtepeert

Etiquetas: , , ,

12 Comments:

Blogger Mónica said...

Y yo creia que tenía sueños raros... madre mia!!! El segundo parece un sueño muy Almodovar, si señorita.

Un besitooooooooooooooo

1:46 p. m.  
Blogger edeleon said...

Digno de cualquier guion de Almodovar, si señor!!

2:24 p. m.  
Blogger Celestina said...

Mónica: Sí, un poco bizarro.

Edgar: Uff, ya te digo, y eso que me salté detalles pornofestivos de JFK con el travesti.

3:18 p. m.  
Blogger Placiplóstilus said...

Deberías hacer una película del segundo sueño. Con chus Lampreabe como tu madre xD

4:01 p. m.  
Blogger Cvalda said...

Ay madre, menos mal que lo mio eran sueños gastronómicos...pero qué raro el contraste entre uno y otro, ¿no? Porque en el primero JFK como que arriesgaba su vida por ti, pero en el segundo...:S

De todas formas me alegro de que esas pesadillas hayan disipado tus preocupaciones ;)

4:37 p. m.  
Blogger Denise said...

Es gracioso... bueno, gracioso no: curioso, como todos los miedos, deseos, dudas y demás se cuelan en los sueños. Te hacen pensar un poco de cuánto te dejas llevar por pensamientos irracionales. Y de cuánto miedo acumulado les dejas que tengan. Menos mal que todo ese rollo es de mentiritas, se lo inventó tu mente probablemente para que no petes.
me alegro de que ya se te haya pasado el rollo tristón. Un besote!

8:08 p. m.  
Blogger Masmi said...

El segundo sueño es totalmente lisérgico!!
En el primero es curioso como JFK se enfrenta a un serial killer en un duelo dialéctico.
Que bien que hayan pasado los nubarrones.
Besis

9:14 p. m.  
Blogger Fanmakimaki ファンマキマキ said...

Dios!!! Se te junto las EPT con Galicia. Toma ya!!!

Menos mal que estás exorcizada.

12:21 a. m.  
Blogger Celestina said...

Placi: No podría ser yo más fan de la lampreave.

Cvalda: como válvulas de escape

Denise: es cierto, ya no voy a petar.

Masmi: una paranoia de sueño.

Fanma: jajajajajajajajajaja sí, lo más moderno con lo más clasico!

11:44 a. m.  
Blogger Alex said...

yo si que tengo un master en sueños raros... asi que no me sorprenden esos magnificos guiones de suspenso!

es increible como se reflejan nuestros temores en esas horas de la noche... y como somos capaces de mezclar tanta gente, y tanta realidad con fantasia.

un abrazo celestina soñadora!

4:03 p. m.  
Blogger Celestina said...

Alex: terapias purificadoras como el sueño hay pocas. aunque algunas veces también te quedes inquieto.

10:01 a. m.  
Blogger SrLobo said...

Mientras no le hiciese una mamada en el bar...
(Joe, que soez me ha quedado, y más delante de una señorita, mis más sinceras disculpas)

7:13 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home