martes, octubre 23, 2007

De crispados y gente feliz


Yo no entiendo a la gente crispada, de verdad que no... ¿cómo se puede vivir todo el día a la que saltas? Si te molesta todo, tienes un problema, y si tu única forma de socializar es hablar de todo lo que te molesta, tienes un problema aún mayor.

En mi anterior trabajo había un par de personajes así: molestos con la vida, indignados con el ser humano, desconfiados con toda estadística... que te obligaban a olvidarte de tu existencia si no querías acabar ahorcándote por las desgracias de la vida que les/te había tocado vivir.

Yo soy una persona bastante optimista y procuro siempre ir con una sonrisa por delante, porque no hay necesidad de ir de mártir por la vida (a Jesucristo no le fue nada bien por ese camino, a pesar de que dicen que resucitó). Además, cuando una persona va alegre a trabajar, provoca reacciones empáticas que hacen que los demás se sientan (si no bien) un poco más contentos.

Ese es uno de los cambios que he notado con el nuevo trabajo: aquí la gente es feliz, se levantan a una hora normal y vienen a trabajar sonrientes, te saludan, comentan el tiempo que hace o lo que vieron en la televisión ayer por la noche... el ambiente es taaaan agradable que no cuesta ni el más mínimo esfuerzo levantarse por las mañanas.

Ojalá los crispados (que, efectivamente, también provocan crispación a su alrededor, como una maldita metástasis del cáncer) se paren algún día a escuchar las divinas palabras de los pájaros. Sólo entonces disfrutarán de un desayuno placentero y una conversación sana (sin colorantes ni conservantes).

Ilustración de Something To See

Etiquetas: , ,

15 Comments:

Blogger Masmi said...

Es que levantarse a la hora que os levantabais en tu anterior trabajo pone de mala leche a cualquiera, jajaja.
No en serio, que tienes razon, yo tampoco soporto a la gente que va en ese plan, yo tambien encaro la vida con optimismo. Cuando se me acerca alguién asi en el trabajo, me pongo los cascos y a lo mio.

12:47 p. m.  
Anonymous Superflicka said...

En mi anterior trabajo había una chica de ese plan, que a veces le dabas conversación por compromiso y ella sólo hacía que quejarse de todo (para más inri era la que más tiempo llevaba en la empresa: si no le gustaba, ¿por qué no cambiaba?). El resultado es que nadie quería hablar con ella y en la ocmida siempre estaba sola. Asíq creo que esto confirma tu teoría.

(Por cierto, me ha encantado lo de limpiar la casa... que sepas que no estás sola ^^)

12:59 p. m.  
Blogger Cvalda said...

Bien dicho ;) En mi empresa hay una mujer así, y la verdad es que sí que crispa el ambiente de la oficina :S

1:24 p. m.  
Blogger Celestina said...

Masmi: sí, la hora jode mogollón, pero aun asi, no se debe ir crispado.

superflika: a "mi crispado" le siguen el rollo... son demasiado condescendientes.

Cvalda: ¿Oficina? Ha sonado tan profesional!! dnd curras?

4:59 p. m.  
Blogger Denise said...

No me acuerdo si era Lecoq o algún otro teórico del teatro que decía que la emoción es muy obediente cuando tiene que seguir a la forma física, que si sonríes acabarás con la emoción que le corresponde y lo mismo con las malas caras.

Menos mal que te libraste del otro ambiente...

5:08 p. m.  
Blogger Fanmakimaki ファンマキマキ said...

Que bien que no tengas ninguno ya en tu nuevo curro. Opino igual que tu, sonrisa por delante y risas. Yo me rio mucho en el curro, más cuanto más tensión hay. Es una forma de desahogo.

De todos modos los crispados-amargados están eveywhere (en mi curro hay uno que es terrible)

11:12 p. m.  
Blogger Murasaki said...

Secundo a Denise, yo también recuerdo haber leído de eso...me parece que el actor japonés Yoshi Oida toca el tema (no debe haber sido el único)

Porque es cierto, uno se puede sentir de malas, pero puede variar su actitud y adoptar una más agradable que la "amargazón" (así le decimos aquí).

Me alegra que hayas encontrado un mejor ambiente!

5:13 a. m.  
Blogger Carlos Calvente de Estimado said...

En todos los trabajos tenemos ese personaje que crispa, pero asi es y sera por los siglos de los siglos... jejeje.

un abrazo para la family
Un blog con muchisimo tacto y estilo, gracias

10:41 p. m.  
Blogger Ingrid said...

Me gustó mucho tu post. La gente así a mí me da no se qué, creo que la amargura es la que les da sentido a la vida pero no conformes con ellos mismos también tienen que meterse con los demás :(

Qué bueno que en tu nuevo trabajo no es así.

5:42 a. m.  
Blogger Adhará said...

Toma dosis de buen humor y de buena filosofia!!!

Me encanta verte feliz!!

12:31 p. m.  
Blogger Celestina said...

Denise: menos mal.

Fanma: te he imaginado riéndote super tenso :S

Mura: Me alegro yo también :)

Carlos: Gracias por los elogios!

Adhara: ole tu! guapa!

Ingrid: es eso, que encima te ponen a ti de mal humor.

10:30 p. m.  
Blogger Kim Carney said...

Thank you ;)

6:55 p. m.  
Blogger Helter_Skelter said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

7:32 p. m.  
Blogger Helter_Skelter said...

Si claro, es tan fácil ver la vida de color de rosa, como si fuera un cuento de hadas, como si estuvieras soñando despierta, como si hubieras alcanzado el nirvana perpetuo...¡JA!

Sólo te ha faltada declarar que te gusta ser mujer, como en los spots de compresas y tampones, infestados de pseudofilosifía metafísica pueril: ¿a que huelen las nubes?. Guarda con recelo el huevo kinder tamaño XXL con un algodón de azúcar en su interior y escucha religiosamente todos los días mientras desayunas los allbran de Kellog's "don't worry, be happy" del amigo McFerrin.

Un saludo de crispación. :)

7:36 p. m.  
Blogger Celestina said...

Kim Carney: welcome!

Helter_Skelter: Me gusta ser mujer, sí, y casi seguro que tu eres hombre :P

10:33 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home