jueves, julio 19, 2007

Ya fui a Spinning.


Ya soy cool, ya fui a Spinning y tengo el culo como si hubiese tenido relaciones sexuales con un caboverdiano durante 8 horas sin parar... vamos, nunca he vivido esa situación en concreto, pero no puede ser mucho peor que el después del sillín.

Efectivamente no aguanté la hora entera, pero sí que estuve 45 minutos pedaleando (aunque no siempre con la dureza y los movimientos de mis compis, que soy novata), sudando la gota gorda (ay Dios, nunca me habían caído tantas gotas de sudor por su propio peso), poniéndome sana y quemando calorías de forma inmediata.

La verdad es que es algo cansado, bueno, es muy cansado. Cuando volvía a casa sentía cómo las piernas me querían fallar de lo muerta que estaba, pero llegué sin caerme ni una sola vez.

Y luego te sientes plena, te sientes bien tras haber hecho deporte y cenar una ensalada de lechuga... como si estuvieras a dieta y al día siguiente no te metieras un chuletón argentino entre pecho y espalda.

Lo que hago con la derecha lo deshago con la izquierda.

Hay que arreglar eso... mañana vuelvo a Spinning.


Foto de Rick Gunn

Etiquetas: , ,

14 Comments:

Blogger Denise said...

Buajajajaja... me alegro de que lo hayas "disfrutado", la comparación con el caboverdiano está buenísima!!!!! :-D Y sí, es el tipo de ejercicio que inmediatamente después te da ganas de cambiar tu vida y hasta comer bien... luego se pasa el efecto.
Espero que las agujetas sean manejables cuando aparezcan.

( y como siempre, Denise Flash llegó primera) ;-)

11:50 a. m.  
Blogger Celestina said...

denise: soy consciente de que es un espejismo temporal... estoy deseando comerrr... es uno de los placeres de la vida :P
bss

12:18 p. m.  
Blogger Masmi said...

Impresionado me has dejado con lo del caboverdiano :-P
Lo mejor de hacer deporte es lo a gusto que se come despues. Tu sigue así.

12:43 p. m.  
Blogger Celestina said...

MASMI: ME ASUSTAS, HE SIDO MUY SOEZ?

2:15 p. m.  
Blogger SrLobo said...

Con que hubieses dicho que caminabas igual que John Wayne nos habríamos hecho una idea..
Yo también lo viví un día, 15 eternos minutos, paré antes de que fuese demasiado tarde..

6:42 p. m.  
Blogger Placiplóstilus said...

Jejeje, yo de joven monté mucho en bici, con mi padre, y la mejor compra que hicimos fueron unos culots (acolchados por esa zona que tu sabes ;) )

Enhorabuena, un gran paso

10:17 p. m.  
Blogger Fanmakimaki ファンマキマキ said...

Pues nada, sigue con la orgia africana.

10:51 p. m.  
Blogger Celestina said...

sr lobo: jajajaja... bueno, a mi me gustó, creo que volveré.

Placi: placi, es que no tengo dinerillo... a ver si se me hace callo :P

FAnma: Siii! ya sabes lo q me gusta a mi una orgia africana! :P

9:52 a. m.  
Blogger Cvalda said...

Madre mia, me entran los sudores solo de pensarlo...Admiraré tu fuerza de voluntad si sigues yendo a Spinning, pero serás mi diosa si además aguantas comiendo solo ensaladas de lechuga...¡glups!

11:53 a. m.  
Blogger Celestina said...

cvalda: no podré ser tu diosa, lo siento. Me gusta demasiado la comida :P
Pero sí, mi intención es seguir yendo a spinning.
bss

2:02 p. m.  
Blogger Murasaki said...

jajajaja buenísimo el "símil" del caboverdiano.

Me puse a pensar que cuando uno hace ejercicio, necesita energía...y una ensalada no basta....así que el chuletón argentino no sólo te da el motivo para seguir yendo a spinning, sino que además la reserva energética necesaria para poder ejercitarte...

jejejejejeje ;-P

4:28 p. m.  
Blogger Fanmakimaki ファンマキマキ said...

Cuando te vi la primera vez dije: esta chica tiene una pinta de que le gustan las orgias africanas....!

8:25 p. m.  
Blogger Raquel Ritz said...

Me alegro, si es que es genial. Lo de las ganas de comer ensalada no sabía que fuese también asociado al spinning, a mí también me pasa.

11:06 p. m.  
Blogger Celestina said...

murasaki: quiero comer para adelgazar, no para comer mucho despues :S

Fanma: lo sé, doy esa imagen.

Raquel: mmmm, me siento sana cuando voy :P

9:35 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home