viernes, mayo 25, 2007

Nadad, pececillos, nadad.



Hay que ver lo que ha llovido estos días.

Si yo fuera creyente, diría que Dios tiene un nuevo Noé y quiere poner a punto su nueva arca, porque llueve como si fuesemos un país tropical y estuviésemos en pleno monzón-agárrate-que-vienen-curvas (qué palabra tan bonita, monzón).

Yo ya me había acostumbrado a la falta de lluvia. Madrid es una ciudad en la que llueve tan poco que, aunque sea gallega, me hizo olvidarme de lo que era ir con paraguas por la calle (qué incómodo, qué poco glam!).

Estoy empezando a pensar que la naturaleza era sabia, pero le regalaron una televisión (o El código da Vinci ;)) y se ha tornado cambio climático. Toda la sabiduría tirada por la borda, venga aborregamiento y tozudez: que si tsunamis, que si inundaciones, olas de calor, la canción del verano...

O a lo mejor es más sabia que antes (como buen vino, mejora al añejarse) y tiene un plan magistral que sólo conocen ella y el que se sabe la fórmula de la Coca Cola (ese hombre tiene que saberlo todo).

Al menos estreno mi nuevo paraguas de Mango.
Ilustración de Steve Mack.

Etiquetas:

6 Comments:

Blogger Masmi said...

Milagrosamente esta semana he conseguido ir esquivando la lluvia, solo he tenido que sacar el paraguas un ratito. Menos mal, porque tenias que ver como es mi paraguas, nada glam, de publicidad y desvencijado.

4:03 p. m.  
Blogger Cvalda said...

Y que lo digas, y parece que aún queda por llover...quizás tengas razón con eso de la televisión, aunque creo que, si así fuese, nosotros habríamos atado a la naturaleza a ella, pero ya ha llegado la hora de que se revelase...

Por cierto, a mi también me gusta la palabra monzón, y me he partido con lo de la Coca-Cola ;)

5:10 p. m.  
Blogger Sr Nohara said...

Salvo hoy, que está fresco y lluvioso, y las tormentas de ayer y el lunes, ha estado una semana más calurosa de lo normal. Aquí queremos ser tan diferentes que, cuando en España hace sol, aquí llueve y viceversa.

Lo del paraguas que sea o no glam, como todo, depende de quién lo lleve. Casi nunca lo uso, si llueve prefiero ir por los soportales o debajo de los aleros de los edificios. Y, si lo llevo, lo pierdo seguro.

6:02 p. m.  
Blogger Denise said...

Jiji. Poco glam, sí, poquísimo... yo odio los paraguas con odio apache!

Y mira, en Costa Rica llueve muchísimo y yo, descaradamente, cada vez que llueve aquí pongo los morros de berrinche total y me quejo. "Qué m... de clima!", me oirías decir, como si mi país tropical-húmedo fuera seco (llueve OCHO meses del año). Lo único que defiendo es que igual sale el sol, casi todos los días y llueve por ratos, casi nunca pasa días y días de mal clima. Si has visto los aguaceros de Lost, te haces una idea :-D

Yo creo que a la srta Naturaleza le regalaron la colección de lujo de trash y fast reading. Pobre :-)

8:24 p. m.  
Blogger Fanmakimaki ファンマキマキ said...

Mi hermana, la gallega, ha estaso esta semana aqui y dice que MAdrid parece Santiago.

Monzón...si...si que es bonita...

8:16 p. m.  
Blogger Celestina said...

Masmi: eres un afortunado :)
Cvalda: reivindicaremos monzon!
Sr Nohara: Galicia is different, pero en mi casa llovio todo el rato (en galicia digo).
Denise: Descaradamente smart!
Fanma: Parece santiago pero sin buenas alcantarillas.

7:54 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home