martes, mayo 22, 2007

Galicia for foreigners.




Finalmente el ansiado viaje en el tiempo (para mostrar mi infancia a JFK) llegó. Él pudo descubir los oscuros objetos de apatía de mi familia, las prolongadas sobremesas de mi abuela (de la que heredé mi don verborreico), el fashionismo de una poligonera de pueblo, el escondido interés por la cultura, la vida cliché y mil cosas más que ocurren en Galicia.


JFK disfrutó desenmarañando recuerdos de películas de terror cada vez que volvíamos a casa por esas carreteras cubiertas de niebla, lluvia y árboles; reviviendo su propia infancia (como un vago reflejo de la mía) en excursiones de su colegio; comiendo como una serpiente todo lo que podía hasta reventar y tener que hacer siesta...


Yo, por mi parte, me encontré de frente con aquello de lo que huí en su día y que hoy, consciente de que estoy en un punto de no retorno, pude disfrutar como una turista más. La lluvia que huele diferente, la gente uniforme con las mismas opiniones siempre un tono más alto del adecuado, el poco interés por la cultura y el tandem matrimonio+hijos como objetivo de vida de cualquier persona.


Realmente poco hicimos por la suave pero insistente lluvia, que aquí llaman calabobos y allí barruzo: vimos un par de miradores, la fábrica de cerámica de Sargadelos (y una exposición de ilustradores gallegos basada en textos de autores gallegos S-U-P-E-R-C-H-U-L-A), un par de cascos viejos y puertos pesqueros... pero comimos... ay señor lo que comimos: churrasco, raxo, conejo, pescado, empanada, pulpo y yo un buen marisco (recordaréis que este hombre transoceánico es alérgico a los crustáceos)...


Y bebimos también como reyes: Mencías, ribeiros, albariños, licores cafés, cremas de orujo, Riojas...


De ahí que mi abuelo diga: No existe el frío, existe el hambre.
Ilustración de theodoru.

Etiquetas: ,

16 Comments:

Blogger Masmi said...

Que buena esa sensación que permite disfrutar de la tierra de uno como un turista, desde la distancia, a mi me gusta mucho.
Que bien habeis comido y bebido, malandrines! jajaja. Una penita que JFK no pueda disfrutar del magnífico marisco de tu tierra.
Bss

2:17 p. m.  
Blogger Fanmakimaki ファンマキマキ said...

Lo de la fahionista poligonera de pueblos, me ha dejado under shock.

así que hay underground en tu pueblo?

7:01 p. m.  
Blogger Celestina said...

Masmi: que te voy a contar de comer y beber bien!
Fanma: quiza me explique mal, queria decir kinki de toda la vida... es que es peluquera.

10:38 p. m.  
Blogger Placiplóstilus said...

Si es que en los viajes otra cosa no, pero comer...y más si vuelves a la tierruca!jejeje

12:26 a. m.  
Blogger Alex said...

pos si que es sabio tu abuelo... porque yo solo de leerte ahora tengo un hambre...!!!

gracias por darle el recado a Galicia... espero verla muy pronto!!

me alegra que la pasaran tan bien.. y a la vez me sorprende leer esa persepectiva que tienes de las tierras gallegas... no conocia yo ese punto de vista, interesante.

welcome back to madrizzz!!!

1:33 a. m.  
Blogger Bugman said...

A veces hay que andar de turista por la propia vida, ver las cosas como de afuera. (hola, Celestina, pasé a saludar)

3:32 a. m.  
Blogger Denise said...

Ay Diooos. Ni siquiera voy a decir nada típico de Galicia, pero a veces extraño mi piso 15 en la Ronda Outeiro en medio Coruña. Sobre todo cuando me entra el antojo de pulpo, cuando quiero un café que no me cueste un ojo de la cara o si pienso en la panadería de abajo de mi casa y su empanada de bonito (eso me salió típico). Acabo de recordar otra cosa que amaba de allá, y es que cuando llueve mucho el mar se pone hermoso y salvaje contra las olas.

En fin, bonita descripción y hermoso que JFK lo haya compartido con vos! :-)

9:17 a. m.  
Blogger Cvalda said...

Parece que el mundo está muy bien repartido, y lo que no tienen unos sitios lo tienen otros...¡yo quiero comer todo eso! xD

Me alegro de que hayais vuelto sanos y salvos a pesar de la lluvia y hayas podido compartir con JFK los parajes de tu infancia :)

("Cosmética del enemigo" está genial)

10:14 a. m.  
Blogger Celestina said...

placi: uno engorda y engorda sin darse cuenta :S
alex: es del campo gallego, que alli tb hay ciudades.
Bugman: hola bugman, un honor tenerte por aqui.
Denise: ayyyyy esas empanadas de bonito gallegas :P
Cvalda: Nothomb siempre es una buena elección, digo yo.

3:22 p. m.  
Blogger Fanmakimaki ファンマキマキ said...

Vaya, kinki? que decpeción.

6:31 p. m.  
Blogger Sr Nohara said...

Copio y pego:
"Yo, por mi parte, me encontré de frente con aquello de lo que huí en su día y que hoy, consciente de que estoy en un punto de no retorno, pude disfrutar como una turista más. La lluvia que huele diferente, la gente uniforme con las mismas opiniones siempre un tono más alto del adecuado, el poco interés por la cultura y el tandem matrimonio+hijos como objetivo de vida de cualquier persona." ¡Oye, que no todos somos así, ni éso es patrimonio exclusivo de la Galice!

Lo de la poligonera, no caía al principio, pero las hay, tenías que ver a las Spice Girls de mi pueblo, que todavía hoy (23/05/2007) van con las plataformas.

Y sí, sé por dónde cae Sargadelos. Además, tengo gente conocida por allá a la que debo una visita.

7:48 p. m.  
Blogger kamala said...

Es que Galicia es un sitio para volver.

Indispensable, por tanto, irse.

10:02 p. m.  
Blogger Celestina said...

Fanma: sí. una verdadera pena.
Sr Nohara: Tiene usted toda la razon, pero eso es con lo que yo me tope, poca gente interesante hubo en mi viaje oriunda de la terruña. Ese viaje a esa zona lo tienes que hacer :)
Kamala: Frase increible la que has dicho... me encanta!

11:43 p. m.  
Blogger Sr Nohara said...

Y en parte tienes tu razón, a veces es de lo que yo también me quejo entre los que me rodean.

Por un momento parecía el relato de una chica amish que consiguió alejarse de su destino en su comunidad y vivir la vida de cualquier chica de este tiempo :P

11:53 p. m.  
Blogger Celestina said...

jajaja, sr nohara... seré amish entonces...
pero he tenido el valor de superarme, que es lo que yo critico, ese estatismo. :P jhejejejeje

12:26 p. m.  
Blogger Raquel Ritz said...

Ay, Celes, cómo te entiendo. Yo también veo Galicia como una turista.
Aunque como Denise, a veces hecho de menos mi piso de Ronda de Outeiro, pero no lo cambio por todo lo que he vivido desde que me he ido.
¿Por qué la gente les llama "empanadas gallegas"? ¿acaso hay otro tipo de empanadas?

11:43 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home