miércoles, agosto 30, 2006

La besha durmiente.

¡Qué buen reventón!, así empezaba la letra de uno de esos grupos que dejan huella, la Onda Vaselina (qué habrá sido de ellos). Pues así estoy, reventadísima.
El motivo es que, además de entrar a trabajar a las 8 que eso ya jode de por sí, me paso las tardes haciendo mudanza (qué exageración, sólo han sido dos días). Es decir, me paso trabajando de sol a sol. Por las mañanas como una chica de oficina de las de toda la vida (jajaja, me imagino de secretaria toda erótica, y nada que ver, más bien vengo como una quinceañera costrosa que casi se queda dormida en el asiento) y desde las 5 hasta las 8 empaquetando en bolsas toda la mudanza con las complicaciones que eso trae: que si esto no lo voy a usar, que si esto sí, pues ahora me guardo esto en el trastero de mi abuela que hasta el año que viene ya no lo uso, que si yo pensaba que no tenía paraguas y tengo 3... en fin... cosas típicas de una mudanza. Luego de las 8 a las 9 me llevo las cosas a casa de mi padre y voy ordenando lo que mi atrofiada mente (cansada tras un largo día de trabajo) me permite.
Por ejemplo, ayer estuve ordenando las cremas y los perfumes... de verdad, no sabía que tenía tantos champús, ni cremas, ni aftersuns, hay que ver la cantidad de aftersuns con los que uno acaba a lo largo de los años, es que son como el Guadiana: aparecen, desaparecen, y luego te compras otro para repetir la operación!!!!!!
Otra cosa que he estado haciendo mucho es comenzar a poner lavadoras a diestro y siniestro, sobre todo de sábanas y toallas para que estén fresquitas tras la mudanza (porque mi casa era más humeda que los lagos de Covadonga)... pero ahí ya tengo la ayuda de mi progenitor, que es un as del planchado rápido y no se conforma cuando le digo que YO NO PLANCHO MI ROPA.
Finalmente, en una jornada de estas trepidantes de mudanza, acabo por hacerle la cena al papi, para que vea que el dinero invertido en la educación de su hija es irrelevante, porque lo que a su nena se le da bien hacer es cocinar pasta (aunque no necesite una figura masculina para su supervivencia).
Obviamente, al final del día, acabo rendida cual besha durmiente y no puedo "na más que de leer un poquico" aunque sea el bote de champú, que ya saben ustedes que hay que leer media horita al día para prevenir el alzheimer.
*
*
*
*
Estoy muy ilusionada con este nuevo cambio en mi vida, ya saben lo que a mí me gusta un cambio... daré noticias, porque al parecer me quedo con mi father sólo un mes, porque él luego se muda de casa y yo me busco (again) compañero de piso para la mia antes de... COMPRARME UN PISAZOOOOOOOOOO!!!

3 Comments:

Blogger LaMaki said...

cambios.. cambios...
la incertidumbre me puede!!

2:41 p. m.  
Blogger Bosco said...

Los cambios traen cosas nuevas, alegrías, diversión.
Es lo mejor. Así que ánimo y adelante.
Que siempre es bueno
Y seguro que ya pasó y todo se ve mejor ;-)
Enjoy!

2:50 p. m.  
Blogger Fanmakimaki said...

Pero bueno, propietaria? Que bien!

9:31 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home