domingo, junio 18, 2006

Cosas de gatos



El gato se fue de casa para no volver, ahora está de okupa en casa de mi padre. Se veía venir, que este era un gato medio punky, y si tuviera manos se iría de botellón y se llenaría de tattoos y piercings... estoy segura!
Además, le dio una crisis de ansiedad y no quería saber nada de nadie, casi ni comía... he tenido que pasar tiempo con él, incluso quedándome a dormir allí, para que volviera a ser el mismo. Parece que sí, ha descubierto el maravilloso mundo de los pajarillos enjaulados.
Por lo demás la vida va demasiado rápido como para poder saborearla, sin embargo me da tiempo a captar el leve aroma.
Hoy está mi ahijada en Madrid así que aprovecharé para llevarle un par de regalitos (una máquina expendedora de chicles y unas cartas vintage de esas para niños de juntar familias: esquimales con esquimales, chinitos con chinitos... todo muy retro).
Y me voy, que quiero hacer unas compras antes de ir a comer!!!
besos mil!!!!!

3 Comments:

Blogger Andrea said...

Buenooo!! Por lo menos puedes visitar a Baldomero. Crei que se habia escapado o algo!! Que alivio!!Asi que no les de aquella bofetada de mi parte ; )

Yo quiero una maquina espendedora de chichles!!!La necesitooooooo. Quieres ser mi madrina?

12:01 a. m.  
Blogger mago said...

Venga animo. Q los besos no t lo puedas dar a ti. Yo t mando mogollon.

6:51 p. m.  
Blogger Fanmakimaki said...

Saborealá! No la dejes escurrirse. (la vida digo).

Las cartas de esquimales y chinitos retros, debe molar. No se si tu ahijada lo sabrá apreciar.

11:29 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home